La "batalla" de una familia venezolana en Perú contra el covid-19

29 June 2020
Foto France24

Los 14 miembros de la familia Hernández están contagiados.  El abuelo de los Hernández murió y los demás luchan por superar la enfermedad, dos de ellos hospitalizados.

Los 14 miembros de la familia Hernández están contagiados.  El abuelo de los Hernández murió y los demás luchan por superar la enfermedad, dos de ellos hospitalizados.

"Creo que se me va la vida”, dice con dificultad a la AFP Wilmer Ramón Hernández, de 44 años, acostado en su casa del sur de Lima y conectado a un tanque de oxígeno para respirar.

Su papá, Wilmer Arcadio Hernández, de 63años, perdió la batalla contra el coronavirus el domingo 21 de junio mientras en Perú y en Venezuela se festejaba el Día del Padre.

"Nos tocó llorar en silencio para adentro como quien dice, ver al viejo que se nos fue", agrega esta enfermera que en Perú no puede ejercer su profesión.

Perú ha acogido a más de 800.000 venezolanos que huyeron de la crisis en su país. La mayoría llegó por vía terrestre, luego de atravesar Colombia y Ecuador.

Los Hernández son de Barquisimeto, donde Wilmer Ramón era cantante en una banda de mariachis que daba serenatas en fiestas y eventos de empresas.

Viajaron a Perú en autobús los 14: Wilmer Ramón, Ruth, los nueve hijos de la pareja, el abuelo y dos tíos de los niños.

Una vez en Lima, Wilmer Ramón retomó su oficio de mariachi con uno de sus hijos, mientras otros adultos de la numerosa familia trabajaban de taxistas o vendedores ambulantes, entre ellos Ruth.

Alquilaron una rústica casa de ladrillos de tres pisos en la ladera de un cerro del populoso distrito limeño de Villa María del Triunfo, cerca del Cementerio Nueva Esperanza.

"Poco a poco fueron cayendo los niños. Fueron cayendo uno a uno, fue cambiando todo en el hogar. Ahora el que está más delicado es mi esposo", agrega la mujer con pesar.

 "Quedamos 13" 

Desde hace tres semanas los Hernández están en cuarentena en su casa, donde tienen pintada una imagen de la Virgen de Guadalupe, a la que rezan todos los días para curarse.

Si bien también está colgada una fotografía de Wilmer Ramón vestido de mariachi, los trajes de charro y los enormes sombreros mexicanos fueron guardados, lo mismo que los instrumentos musicales.

Perú ha sido duramente golpeado por la pandemia. Unas 280.000 personas han contraído el virus en este país de 33 millones de habitantes, de las cuales han muerto más de 9.000.

En cuidados intensivos 

Aunque los Hernández ya no pueden salir a trabajar, gastaron 440 dólares en alquilar un tanque con oxígeno para Wilmer Ramón, el más grave de todos tras el deceso del abuelo. El dinero lo consiguieron de donaciones de amigos.

"Uno dice si voy a amanecer o no voy amanecer, o en cualquier asfixia voy a dejar de respirar. Eso es lo que más me preocupa y la impaciencia de no contar con el oxígeno. Ya perdí a mi papá por falta de oxígeno", agrega.

Unas horas después de que Wilmer Ramón hablara con la AFP su condición de salud se deterioró. Lo mismo sucedió con su hijo mayor, Wilmer Jesús, de 25 años. Por indicación médica, ambos fueron trasladados a hospitales de la zona sur de Lima.

El padre fue internado en el hospital de Villa El Salvador y el hijo en el hospital de emergencia para pacientes con coronavirus habilitado en la Villa Panamericana de Lima, donde se hospedaron los deportistas de todo el continente durante los Juegos de 2019.

Wilmer Ramón ahora permanece en la unidad de cuidados intensivos. AFP

Leve Your Comment

We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site. Agree